EL PELIGRO DE VIVIR CON EL DEDO EN EL GATILLO

En Morón un policía de la Ciudad confundió a su hermano con un ladrón tras una broma y lo mató a balazos. La víctima tenía 20 años.

El oficial mayor Pablo Facundo Cisneros (28), que desempeña sus tareas en la Superintendencia de Investigaciones de la Policía de la Ciudad, mató por error a balazos a su hermano -de 20 años- al confundirlo con un ladrón luego de que el joven le abriera la puerta del auto con la intención de jugarle una broma.

Según fuentes policiales, el oficial de la fuerza de seguridad porteña estaba a bordo de su auto Peugeot 206 esperando la luz verde del semáforo cuando de repente alguien abrió una de las puertas del vehículo y le tocó un bolsillo.

La reacción del policía fue inmediata: desenfundó y disparó dos veces con su arma reglamentaria. Pero no era un robo. Se trataba de su hermano, que quiso jugarle una broma.

Tras el hecho, la fiscal Adriana Suárez Corripio, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 8 del Departamento Judicial Morón, caratuló el expediente como homicidio y ordenó la detención del efectivo autor de los disparos, Pablo Facundo Cisneros. La funcionaria judicial lo indagará en las próximas horas y dispuso entre tanto que se realice la autopsia correspondiente al fallecido, entre otras medidas. (Infobae)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.