«LO HICE PARA DESCANSAR LA MANO»

El maquinista de la tragedia de Once confesó haber anulado los frenos.

La defensa de Marcos Córdoba presentó un pedido de libertad condicional donde el maquinista reconoce haber anulado el dispositivo pero sin intención de lastimar.

En el escrito presentado el pasado viernes, Córdoba afirma: «Yo tengo responsabilidad, anulé el dispositivo, pero no lo hice a propósito, nunca imaginé que algo así iba a ocurrir».

En febrero se cumplieron ocho años del hecho que terminó con 52 fallecidos y más de 600 heridos, en la terminal porteña de la Línea Sarmiento. Familiares de las víctimas volvieron entonces a reclamar «justicia» y que las 21 condenas sean ratificadas por la Corte Suprema.